Las nuevas tecnologiasSi bien las sociedades están desarrollando un proceso de cambio histórico que se traduce en nuevas formas de conducta de las personas, nuevos modelos y nuevas roles; debemos pensar también que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) sustituyen a otras formas de intercambio tecnológico y otras maneras de relación social.

La seguridad, esa sensación interior que nos hace sentir bien, confiados en nuestro entorno diario, de la cual abundan las definiciones según se trate de seguridad social, pública, privada, ciudadana, hemisférica, colectiva, entre otras; está cada vez emparentada con la temática de las NTIC, los procesos de globalización y de cambio.

Definimos a la Seguridad Pública como: una función estatal indelegable que consiste en mantener el orden público, proteger la integridad física o moral de las personas o a su patrimonio en forma individual o colectiva; prevenir la comisión de delitos e infracciones a las leyes y reglamentaciones, colaborar en la investigación y persecución de los delitos, delincuentes e infractores, auxiliar a la población en casos de siniestros y desastres.

Cabe mencionar, que la Organización de las Naciones Unidas (ONU - 1985) aporta la siguiente definición de seguridad, que amplía el concepto tradicional, incluyendo los temas económicos, políticos y sociales. La define como: "En principio la seguridad es una condición en la que los Estados o los individuos consideran que están expuestos en pequeña medida al peligro de un ataque militar, a las penurias económicas, a la presión política o a la injusticia social".   A lo que puede sumarse el enfoque multidimensional de la seguridad emanado de la Declaración de Bridgetown - Organización de los Estados Americanos (OEA), en  junio de 2002.

Lo cierto es que la sociedad en la cual nos movemos no es la misma. Los procesos de aceleración histórica provocan constantes cambios y ellos llegan también a la esfera de la seguridad. Recordemos tan sólo el atentado del 11 de setiembre de 2001 en los Estados Unidos o bien el del 11 de marzo de 2004 en España. Y aquí el tema de las nuevas tecnologías adquiere otra dimensión.

En el devenir histórico, estamos ahora frente a un nuevo contexto, el del universo de la sociedad de las nuevas tecnologías, en un momento histórico de la vida del ser humano: la convivencia paralela y simultánea de dos sociedades. Por una parte una real y por otra la virtual; donde deberemos considerar las ventajas y las desventajas de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y la aplicación de las mismas a los temas de seguridad.

Nuevas Tecnologías

Definimos a las NTIC (nuevas tecnologías de la información y la comunicación) ó bien las TIC (tecnologías de la información y la comunicación): como a un conjunto de procesos y productos que son el resultado del empleo de nuevas herramientas surgidas del campo de la informática, soportes de la información y canales de comunicación, relacionados con el almacenamiento, procesamiento y trasmisión digital de la información. Concepto que abarca tanto a las computadoras personales como los equipos multimedia, las redes locales, Internet, intranet, extranet, software, hipertextos, realidad virtual, videoconferencias, por nombrar algunos ejemplos. Diremos que estas nuevas tecnologías están centradas alrededor de la informática, la microelectrónica, los multimedia y las telecomunicaciones.

En temas de seguridad, las NTIC cumplen con diferentes roles: por una parte, la informática y sus herramientas, desempeñan funciones en la gestión administrativa de las instituciones de gobierno. Por otra parte y ya  en temas de Seguridad Pública, las NTIC desempeñarán un papel primordial, como herramientas a incorporar para el desempeño de la labor policial operativa  en sus diferentes áreas de trabajo.   

Tecnologías y Seguridad

Desde el ámbito de las nuevas tecnologías, diferentes soluciones se aportan a áreas vitales de la Seguridad Pública. Desde una conexión a Internet, que permite, sin barreras de tiempo y espacio, mantener actualizados de forma permanente al personal policial sobre novedades de los hechos ocurridos. Soluciones geomáticas, que tienen como objetivo proporcionar información cartográfica relacionada con información estadística y documental, que se emplea en áreas de inteligencia criminal para la confección de mapas del delito.  El desarrollo de sitios electrónicos vinculados a la seguridad pública. Posicionamiento global determinado por satélite (GPS) para unidades móviles. Cámaras de filmación con trasmisión simultánea para controlar el movimiento de sectores geográficos determinados. Telefonía celular con conexión a Internet para lugares inhóspitos. Base de datos con huellas dactilares digitalizadas. Para nombrar algunas de las múltiples actividades que ya se están llevando  a cabo y otras que se pueden llegar a implementar.

Finalmente, tenemos el ámbito de los delitos cometidos con el empleo de NTIC. Definimos a los ciberdelitos o delitos informáticos como las actividades ilegales en las que intervienen medios electrónicos y nuevas tecnologías y entre ellos, tenemos los delitos tradicionales concretados en la sociedad virtual mediante las NTIC, ej: estafas, chantajes, extorsión. Y delitos nuevos, que se llevan a cabo desde la Red, de modo electrónico (on-line), destinados a atentar contra la confidencialidad, integridad y disponibilidad de información, daños de entrada en sistemas de computación o bien en programas, en parte ellos o en datos computarizados. Ej: delitos sobre datos personales, ciberterrorismo, etc.

Un binomio a tener en cuenta

Hoy conviven una sociedad real con la virtual. La cibercultura de las polaridades, el anonimato, la libertad absoluta, la circulación de la información sin barreras de tiempo y espacio, con ubicuidad; propagación de información al infinito, con fuentes confiables y fuentes apócrifas y con informaciones ciertas y adulteradas. 

Desde este universo tecnológico se abre una perspectiva diferente  para el ámbito de la Seguridad Pública. Desde la solución a problemas  técnicos y operativos en el ámbito de dicha seguridad,  con el empleo de estas nuevas tecnologías y en el área de la aplicación a nuevos ámbitos delictuales.

El Tercer Milenio propone desafíos: un nuevo paradigma de seguridad pública a aplicar frente a un nuevo paradigma social, el de la sociedad de las nuevas tecnologías y un nuevo paradigma delictual. Una realidad para abordar los temas de seguridad regional, nacional e internacional.

 Por Mgter. Marisa E. Avogadro. Consultora en Comunicación Estratégica y Seguridad. Diplomada en Gestión de Seguridad Privada. Publicado en www.cxo-community.com, Buenso Aires, 18 de octubre de 2010.