La Coctelera

La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Posteado por: marisa-avogadro el 22 ago - sin comentarios

La seguridad, esa sensación interior, que nos hace sentir bien, confiados con nuestro entorno, para desenvolvernos con tranquilidad y libertad, en las diferentes actividades diarias; de la cual abundan las definiciones según se trate de seguridad  social, política, económica, laboral, ciudadana, hemisférica, entre otras; está cada vez más emparentada con la temática de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC), los procesos de globalización y de cambio.

Inmersos en el ciberespacio, ese medio de comunicación que surge de la interconexión mundial de los sistemas de datos, observaremos que sucede con las temáticas de la seguridad y las nuevas tecnologías.

Sociedad real y virtual

Los tiempos que nos convocan están signados, a mi entender por la palabra cambio. La introducción de las NTIC, su influencia en el mercado laboral, profesional, económico, político, social, educativo, modifican la vida de las personas y también el desempeño de  roles. La red de redes, Internet, ha irrumpido en los actos cotidianos de los seres humanos y ha cambiado la fisonomía de las relaciones de las personas, las ciudades, los conglomerados urbanos, las actividades rurales y un largo etc.

El cambio está siempre presente. Hablamos de plantearnos que venimos de procesos rodeados de certidumbres y ahora estamos en terrenos inciertos. Todo lo que era ya no es ó cuando menos cambió. Se diluyeron las barreras geográficas y nos abrimos a un mundo donde las coordenadas de tiempo y espacio son diferentes. Los imaginarios sociales y  comunicacionales también lo son.

El ciberespacio, el espacio donde la red de redes se expande, nos da el lugar físico para la presencia de la cultura de la web.

Internet se mueve por pares de opuestos, generando por así decirlo una cultura de polaridades. Por ejemplo, una característica de Internet es su libertad, ya que todos los que lo desean pueden publicar sus ideas; pero al mismo tiempo se diseminan virus informáticos; remedios “milagrosos” para enfermedades probadamente incurables; se generan ciberdelitos, etc.

Conjuntamente con la libertad en la red, se da el anonimato; porque no hace falta que las personas firmen lo que escriben ó bien pueden hacerlo con datos falsos. Este anonimato a su vez va en detrimento de la credibilidad, la confiabilidad de las fuentes de información  y a favor de la producción de delitos.

De este modo,  los elementos que caracterizan y constituyen las ventajas por una parte de la cibercultura, se transforman también en desventajas.

Internet está conformada por grupos que cambian constantemente, agregándose personas y conformando un universo multicultural, sin fronteras de tiempo y espacio, interactivo y con un sentido de ubicuidad ( en todas partes al mismo tiempo).

Si la cultura, entendida desde el punto de vista antropológico es toda acción del hombre sobre el mundo; se está perfilando con una nueva imagen en el ámbito de la cibercultura y de la sociedad virtual.

Encontramos una sociedad real conviviendo con una sociedad virtual, situación que constituye un hito histórico para la vida de las personas: dos sociedades funcionando de forma paralela, sin ser un relato de ciencia ficción; donde se presentan hechos, imágenes y discursos reales; virtuales  y también adulterados. Donde hay ciberconsumidores y ciberciudadanos; acceso desigual a las oportunidades cualquiera sean su índole, desde la esfera individual a la colectiva; desde las diferentes posibilidades geográficas de vida: ciudades - áreas urbano-marginales-; acceso a la educación, servicios asistenciales; desarrollo científico-tecnológico, seguridad.

Delitos y tecnologías


Desde este universo tecnológico se abre una nueva perspectiva para el ámbito de la seguridad como para otros temas, debido a que aparecen nuevos delitos, nuevas modos de concretarlos y como consecuencia, se hace necesario una nueva mirada a los acontecimientos.

Algunos autores hablan de ciberdelitos, delitos informáticos ( actividades ilegales en las que intervienen medios electrónicos y nuevas tecnologías) y dentro de ellos encontramos: delitos tradicionales concretados en la sociedad virtual mediante las NTIC, ej: estafas, chantajes, extorsión. También delitos nuevos, que se llevan a cabo desde la red, de modo on-line ( electrónico), destinados a atentar contra la condifencialidad, integridad y disponiblidad de información; daños de entrada en sistemas de computación ó bien en programas , en parte de ellos ó en datos computarizados. Así se constituyen delitos sobre datos personales, ciberterrorismo, delitos económicos, de pederastia, contra la propiedad intelectual.

Por tal motivo, hay una necesidad de contar con informaciones confiables, pertinentes y seguras, frente a la diversidad y cantidad de informaciones propaladas y de ilícitos concretados en la red de redes y en éstos; la información es la puerta de acceso.

Si cada medio que comunica utiliza los códigos respectivos, es también necesario conocer el lenguaje de las nuevas tecnologías, para poder entender, asociar, comparar, descifrar un más allá de los hechos aparentemente ingenuos de los que nos proveen. Internet es un nuevo medio de comunicación del Tercer Milenio y como tal, con ventajas y desventajas como cualquier otro.

Información y Seguridad

En este escenario de las autopistas de la información, con la pérdida de las barreras de tiempo y espacio, la simultaneidad, los hipervínculos, la inmediatez, la ubicuidad; la información se constituye con identidad propia y para diferentes fines y como el nuevo valor agregado de la economía, a transformado su perfil.

Es necesario identificar las fuentes confiables de la información, en un universo infinito de ellas y dicha tarea es todo un desafío. El determinar los ciberdelitos, entre otras acciones,  supone y exige un planteamiento frente a la información y un modo de lectura e interpretación para realizar una prospectiva de la misma ofreciendo un panóptico de la información, para encontrar el lugar estratégico desde el cual ofrecer multifacéticas opciones.

Frente a ello, seguimos sumando nuevas perspectivas al área de seguridad, que ya nos tiene tan en vilo. Tanto desde el punto de vista del derecho como de las sanciones, en los materiales que nos brindan las NTIC comienzan a observarse “espacios en blanco”, a la hora de legislar o de aplicar dichas sanciones. Se advierte además, la necesidad de incorporar las NTIC al entorno inmediato, por una parte, como proceso acelerador del trabajo administrativo cotidiano y por otra, como objeto de investigación de los ilícitos. A ello le sumamos por ejemplo, la seguridad de la información, la seguridad de las redes, la seguridad de la base de datos. Esto se traslada al campo de la confiabilidad, la confidencialidad y una larga lista a enumerar.

Seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Los sinónimos de seguridad, nos dice el diccionario, son confianza, certeza, certidumbre. Sin lugar a dudas, términos emparentados con los procesos de los cuales veníamos hablando. Venimos de tiempos donde nos proyectamos a través de lo cierto, pero ahora lo incierto también amplía su esfera de acción, por lo tanto, las incertidumbres nos llenan de dudas y van constituyendo un camino que por nuevo seguramente será necesario rescribir.

La sociedad no es la misma, los cambios son sostenidos en todas las áreas, las NTIC participan de este proceso de aceleración histórica constante.

La seguridad, esa sensación de sentirnos bien y tranquilos con nuestro entorno, cada vez se torna más compleja. Los modos de abordarla también son cada vez de mayor complejidad. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación median cada vez más nuestros actos cotidianos y depende del uso que de ellas se realice, los resultados que se obtengan.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en este siglo XXI son una realidad para abordar también los temas de seguridad, no sólo regional, sino además nacional e internacional.

En Internet circulan materiales verdaderos, falsos y como siempre, más allá de toda tecnología, será la presencia humana, la razón ética de las personas, las que marquen la diferencia; porque somos justamente los seres humanos los que les damos el sentido y el empleo a estos medios y herramientas.

La red genera lazos invisibles que van más allá de las autopistas de la información y que debemos conocer y reconocer para perfilar los temas de seguridad y nuevas tecnologías la web. Como nos dice el origen de la palabra Internet: interconnected net, es decir, redes interconectadas.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Consultora en comunicación estratégica y seguridad. Periodista especializada en nuevas tecnologías.

compártelo Tags: gestion de la informacion, seguridad, estrategias, escenarios, argentina, mexico, colombia, comunicacion, periodismo, internet, europa, espana, francia, asia, canada, eeuu

Seguridad pública y tecnología

Posteado por: marisa-avogadro el 19 ago - sin comentarios

La palabra seguridad, proviene del latín securitas: cualidad de seguro y seguro, significa: libre y exento de todo peligro, daño ó riesgo. Mas pensar en temas de seguridad, no es sólo una preocupación de la actualidad. Podemos señalar la época de los faraones, donde existían custodios de los templos, vestidos con túnicas azules y considerados por algunos autores como los precursores de los representantes de la seguridad pública y de cuya vestimenta tomaría el color, el uniforme de las fuerzas policiales.

Asimismo, la palabra policía deriva del griego polis: ciudad y se empleó este vocablo para referirse a todas las actividades de una sociedad y la vida que en ella se desarrollaba, sujeta a determinadas normas e individuos encargados de protegerlas.

Por lo tanto, el tema de la seguridad como el de la policía, han estado presente en todas las civilizaciones, desde tiempos remotos, independiente del nombre que se les haya asignado. En Egipto, unos 1000 años A. de C., existían oficiales públicos encargados de funciones de policía. En el Siglo I D. de C , en el Imperio Romano, los funcionarios públicos llamados lictores, eran guardianes de los magistrados.

Pasados miles de años, la seguridad pública sigue siendo tema central de las agendas de políticas públicas de los gobiernos en sus diferentes niveles: provinciales, regionales, nacionales , internacionales y de los temas de interés central de la política editorial de los medios de comunicación (agendas settings).

En este devenir histórico, evidentemente se ha asistido a numerosos cambios y ahora, estamos frente a un nuevo contexto, el del universo de la sociedad de las nuevas tecnologías, que incide directamente sobre la vida de las personas, el desempeño de roles, nuevas formas de acción y conducción, en un momento histórico de la vida del ser humano: la convivencia paralela y simultánea de dos sociedades. Por una parte   una real y por otra la virtual; donde deberemos considerar las ventajas y las desventajas de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y la aplicación de las mismas, a los temas de seguridad.

 

Nuevas tecnologías

Definimos a las NTIC (nuevas tecnologías de la información y la comunicación) ó bien las TIC (tecnologías de la información y la comunicación): como a un conjunto de procesos y productos que son el resultado del empleo de nuevas herramientas surgidas del campo de la informática, soportes de la información y canales de comunicación, relacionados con el almacenamiento, procesamiento y trasmisión digital de la información. Concepto que abarca tanto a las computadoras personales como los equipos multimedia, las redes locales, Internet, intranet, extranet, software, hipertextos, realidad virtual, videoconferencias, por nombrar algunos. Diremos que estas nuevas tecnologías están centradas alrededor de la informática, la microelectrónica, los multimedia y las telecomunicaciones.

En temas de seguridad, las NTIC cumplen con diferentes roles: por una parte, la informática y sus herramientas, desempeñan funciones en la gestión administrativa de las instituciones de gobierno. Por otra parte y ya  en temas de Seguridad Pública, las NTIC desempeñarán un papel primordial, como herramientas a incorporar para el desempeño de la labor policial operativa  en sus diferentes áreas de trabajo.

Tecnologías y seguridad

Desde el ámbito de las nuevas tecnologías, diferentes soluciones se aportan a áreas vitales de la Seguridad Pública. Desde una conexión a Internet, que permite, sin barreras de tiempo y espacio, mantener actualizados de forma permanente al personal policial sobre novedades de los hechos ocurridos. Soluciones geomáticas, que tienen como objetivo proporcionar información cartográfica relacionada con información estadística y documental, que se emplea en áreas de inteligencia criminal para la confección de mapas del delito.  El desarrollo de sitios electrónicos vinculados a la seguridad pública. Posicionamiento global determinado por satélite (GPS) para unidades móviles. Cámaras de filmación con trasmisión simultánea para controlar el movimiento de sectores geográficos determinados. Telefonía celular con conexión a Internet para lugares inhóspitos. Base de datos con huellas dactilares digitalizadas. Para nombrar algunas de las múltiples actividades que ya se están llevando  a cabo en la provincia y otras que hemos señalados y  que se pueden llegar a implementar.

Finalmente, tenemos el ámbito de los delitos cometidos con el empleo de NTIC. Hablamos de ciberdelitos ó delitos informáticos que definimos como las actividades ilegales en las que intervienen medios electrónicos y nuevas tecnologías y dentro de ellos encontramos: delitos tradicionales concretados en la sociedad virtual mediante las NTIC, ej: estafas, chantajes, extorsión. También delitos nuevos, que se llevan a cabo desde la red, de modo on-line ( electrónico), destinados a atentar contra la condifencialidad, integridad y disponiblidad de información; daños de entrada en sistemas de computación ó bien en programas , en parte de ellos ó en datos computarizados. Así se constituyen delitos sobre datos personales, ciberterrorismo, delitos económicos, de pederastia, contra la propiedad intelectual, entre otros.

Un binomio a tener en cuenta

Hoy conviven una sociedad real con la virtual. La cibercultura de las polaridades, el anonimato, la libertad absoluta, la circulación de la información sin barreras de tiempo y espacio, con ubicuidad; propagación de información al infinito, con fuentes confiables y fuentes apócrifas y con informaciones ciertas y adulteradas.

Desde este universo tecnológico se abre una perspectiva diferente  para el ámbito de la Seguridad Pública. Desde la solución a problemas  técnicos y operativos en el ámbito de dicha seguridad,  con el empleo de estas nuevas tecnologías y en el área de la aplicación a nuevos ámbitos delictuales.

El Tercer Milenio propone desafíos: un nuevo paradigma de seguridad pública a aplicar frente a un nuevo paradigma social, el de la sociedad de las nuevas tecnologías y un nuevo paradigma delictual.

Marisa Avogadro Thomé. Consultora en comunicación estratégica y seguridad. Publicado en  Diario Los Andes, Sección OPINION, 26 de diciembre, 2007, pág. A6. Mendoza, Argentina. Disponible en http://www.losandes.com.ar

compártelo Tags: gestion de la informacion, seguridad, estrategia, comunicacion, periodismo, argentina, mexico, colombia, ntic, tecnologia, internet, europa, espana, asia, francia, canada

La Fuente - cuento

Posteado por: marisa-avogadro el 14 ago - sin comentarios

Solsticio de verano

Era la hora en que las luces se confunden con las sombras; cuando el sol ya se escondía en el poniente. A la distancia, un hilo delgado, de pincelada marina fina, dividía la inmensidad azul-verdosa del cielo destellante de rojizos fuertes, apagándose a la lejanía.

Las olas rompían el oleaje y se llegaba a sentir el aroma a los lirios, la arena blanca y la suave espuma. Se mezclaban la fuerza, el coraje, los pétalos y el néctar.

Su vestimenta se deslizaba por su cuerpo al ritmo de la brisa fresca. Ella llevaba un vestido de impecable bambula blanca, semi trasparente, con un ramillete de azahares prendido en su cintura. Su figura erguida como siempre. Con la sutileza de los juncos junto a la laguna. Su perfume a jazmín recién cortado. Sus pies desnudos dibujando pasos sobre la arena. Una huella tras otra llegando hasta el mar.

Rozó con sus manos el agua fresca y cristalina que se iba oscureciendo como el día. Sus delgados y finos dedos dibujaban figuras en el agua fría. A paso lento continuaba su camino, observando con sus profundos ojos color miel, como subía el agua hasta tapar su esbelta figura.

Comenzaron a escucharse algunos susurros. Una voz femenina con un tono casi mágico anunciaba:- ya llegué, ya estoy en casa. En ese momento, apareció un delfín jugueteando y dándole la bienvenida con su suave cuerpo gris acero y mientras acariciaba su rostro, ella continuaba repitiendo -: Ya llegué a casa  y el timbre de su voz traslucía alegría.

Se desplazaba con gracia, etérea, como caminando sobre papel de arroz. En su mente todavía giraban los recuerdos de tierra firme. La energía vital que inundaba su cuerpo, el estanque, las plantas verdes. Ya estaba de vuelta en su mundo marino de corales y perlas. A la hora del solsticio de verano, como lo indicaba la vieja usanza, como todos los años, cuando se realizaba la fiesta.

El encuentro anual en el lugar de siempre, a la misma hora, cuando las algas se elevaban para formar el puente entre las caracolas gigantes y los peces. Los hipocampos destellaban azules, rojos y verdes. Las estrellas de mar danzaban acompasadas. Las perlas brillaban desde sus casas de ostras de nácar y misterio. Era el momento de la ceremonia y el universo marino estaba aguardando el sonido de los delfines, que indicaría su inicio.

Una inmensa luz dorada y grande, como luna llena, comenzó a iluminar el agua que se movía más y más. Y apareció Él, para llevarla en el viaje submarino de agua y sal, hasta las profundidades del océano, donde estaban los orígenes y el silencio.

Remolinos, torbellinos, pasión. Todos en el agua se desplazaban para darles paso y danzaban juntos el baile del solsticio de verano; el que fecunda mares, cielos y tierras.

Repentinamente, se sintió un hilo de agua fría sobre el mármol blanco de Carrara del que estaba hecha la fuente. Ella se despertó. Era Venus, la estatua de la fuente en el jardín del palacio, que estaba erguida como siempre. Con su piel tersa de cemento blanco impecable, detenida, a la espera.

Marisa Avogadro Thomé. Periodista - Escritora. Del libro "Sueños dirigidos", en colaboración (2014-  abril) Buenos Aires: Dunken Editorial

compártelo Tags: cuentos, poesias, ebooks, argentina, mexico, colombia, comunicacion, periodismo, internet, europa, espana, china, francia

El ciberlenguaje en tiempos de Red

Posteado por: marisa-avogadro el 8 ago - sin comentarios

Número 37

La red de redes ha irrumpido en los actos cotidianos de los seres humanos y ha cambiado la fisonomía de las relaciones de las personas, las ciudades, los conglomerados urbanos, las actividades rurales y un largo etc.

Esta misma red nos une y nos desune, nos acerca y nos aleja, en un juego constante de haceres y retocesos, donde los personajes principales son nada más y nada menos que las personas. Alvin Tofler afirma “estamos creando una nueva sociedad. No una sociedad cambiada” y seguramente allí radica la diferencia. Nuevas formas de conducta, nuevos modelos, nuevas necesidades. 

También nuevas palabras se suman al quehacer cotidiano: somos cibernautas que navegamos a través del ciberespacio. Enviamos e-mails, mantenemos conversaciones por medio del chat, hacemos ciberllamadas, empleamos la banda ancha, estamos on-line, tenemos un site... 

Mas la temática del “ciber” no es actual, sino que desde aproximadamente los años 1950 se introdujo el concepto de cibernética, del griego “cibernetes”: gobierno, timonel y transcurrido el tiempo, ligados nuevamente a este vocablo - tecnología mediante -, “navegan” hoy por el ciberespacio, una gran cantidad de personas, sólo que hoy ha cambiado es quién dirige y hacia dónde dicho timón. Ya Platón hace más de 2000 años hablaba del arte de pilotear las naves y decía que el piloto es el elemento fundamental de ese arte. En 1834 en Francia, Ampere toma la palabra cibernética para designar la parte de la política que se ocupa de los medios de gobernar y algunos autores afirman que es la expresión griega, utilizada por Ampere, la que induce a Wiener a bautizar la ciencia que estudiará, como versa en el subtítulo de su obra " el control y la comunicación en el animal y la máquina”. De tal manera que pertenecer al “cíber” tendrá sus ventajas y su esfera de poder, si se lo relaciona a la etimología del vocablo que le dio origen. Y sus usos serán también para diferentes fines. Baste recordar el atentado del 11 de setiembre de 2001 en los Estados Unidos.


Ciberlenguaje
Dado ya un panorama general de la situación de las personas y de las NTIC en estos días; nos abocaremos a plantear diferentes inconvenientes que se presentan en torno al lenguaje empleado en la red. Comencemos por las cifras y diremos que: actualmente unos 600 millones de usuarios conforman a Internet. De ellos, un 40% de los cibernautas mundiales se concentran entre los Estados Unidos y Canadá. A América Latina le corresponden un 4% de los usuarios del mundo; de los cuales Argentina participa hoy con casi 4 millones (sólo un 10,8% del total de su población que es aproximadamente de 37 millones). Se considera que la Argentina ocupa el segundo lugar de Latinoamérica en cuanto a cantidad de usuarios, con casi 4.000.000; después de Brasil (que tiene 14.400.000 aprox.) y México (3.420.000) a los que le siguen: Chile, Perú, Venezuela y Colombia (Fuente: <www.exitoexportador.com>). El castellano es el cuarto idioma más usado en la red, luego del inglés, el japonés y el alemán. Los especialistas de la lengua afirman que la tendencia actual es la de grandes contingentes de personas hablando un número cada vez más reducido de idiomas. 

De las cifras expuestas se deduce el panorama que significa la cibermarginación, ya que es evidente la diferencia en cuanto al número de usuarios entre los países de América del Norte y del resto de América. A ello, se le van sumando diferentes circunstancias: si la mayoría de los usuarios pertenecen a países de lengua inglesa, evidentemente también será mayor la proporción de páginas web escritas en inglés. Aparece otro estadio de inequidades, ya que habrá que pensar en cuántas son las personas bilingües que podrán acceder a esos contenidos. Mas allá de que se cuente con traductores en línea, se sabe que en muchas ocasiones se van traduciendo palabra por palabra y que a veces no se entiende el sentido de la traducción, que no puede organizar gramaticalmente el texto como se debiera. Mientras que según informaciones difundidas por Uolsinectis de Argentina en febrero del corriente año, el idioma español es hablado por unos 350 millones de personas, el alemán, es hablado por 100 millones y conforme a las cifras ya expresadas, Alemania ocupa el tercer lugar en idioma hablado en la red y el español el cuarto. 

Analicemos por lo tanto si en países de economías deprimidas como la mayoría de los de Latinoamérica, que concentran tan sólo el 4% de los cibernautas mundiales, resultan fáciles y comprensibles todas las palabras que han llegado al castellano de la mano del idioma inglés, que no tienen traducción y que se emplean haciendo una mixtura de español e inglés para operar con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Será fácil para el empleado de una fábrica o un municipio entender que su hijo va al cibercafé para conectarse y catear con amigos de lugares recónditos... Que necesita buscar en la web información para su próximo trabajo de ciencias sociales. Que son 600 millones de usuarios mundiales interconectados, en una multiculturalidad de razas que no llega a ser tal en el campo idiomático... Que la palabra Internet ha sido aceptada por la Real Academia Española y que la letra ñ no aparece en la web. Que hay tantas opiniones a favor como en contra de esta temática, de parte de los especialistas de la lengua. 

Sin dudas, ya en el tercer milenio y lejos del oscurantismo medieval, ni ángeles ni demonios, tan sólo seres humanos que nos estamos comunicando, en una debate-diálogo, creciendo a través de las similitudes y diferencias. Personas ocupadas y preocupadas por un hacer, que evidentemente está cambiando nuestras formas de vida, nuestros parámetros sociales y que necesita de espacios de reflexión, para ir encontrando una nueva manera de rescribir nuestra propia historia, a la luz de este medio de comunicación que irrumpe en nuestras vidas. De esta red de redes, que en ese entramado de relaciones está modificando la vida en un entorno de aceleración y cambio histórico, al que deberíamos anticiparnos, para conocer, prospectiva mediante, cuáles serán sus rumbos, influencias, tendencias y si este medio de comunicación nos permitirá poner en común nuestras culturas o bien seremos fagocitados por la mayoría.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Columna Comunicarte, revista "Razón y Palabra", Proyecto Internet, ITESM, Campus Estado de México, México, Nº37, 2004. Disponible en: www.razonypalabra.org.mx
compártelo Tags: cuentos, poesias, internet, argentina, mexico, colombia, ntic, ebooks, europa, espana, francia, asia, eeuu

Café a las letras - cuento gastronómico

Posteado por: marisa-avogadro el 5 ago - sin comentarios

  Llegué a la confitería habitual, me senté y todo fue especial. La mente relajada y las ganas de escribir.

 Como siempre, había que elegir: el perfume intenso y el sabor suave del colombiano; el ligero aroma del brasileño; o el torrado intenso del italiano.

 Pensé en el que tenía frente a mis ojos. Ese que hacía sentir la mezcla de chocolate y néctar. Ese que tenía el color de tus ojos cuando me miran con deseos.  Era mi café a las letras, el que saboreaba día a día, en mañanas soleadas, cuando me escapaba para escribir. Para viajar con el pensamiento a lugares remotos, a azules mediterráneos, hasta llegar a tu piel y mis dedos. 

 Café a las letras... Y siguió mi lápiz deslizándose por la servilleta de papel, dibujando un te quiero.

Marisa Avogadro Thomé. De su nuevo libro Pasión a la Madrileña. Cuentos Gastronómicos A la carta. Mar y Arte Ediciones, kindle, 19 de julio de 2014. Disponible en www.amazon.com

compártelo Tags: cafe, cuentos, gastronomia, poesias, argentina, mendoza, mexico, colombia, ebooks, letras, europa, espana, francia, asia, internet

Chocolate y pimienta - cuento gastronómico

Posteado por: marisa-avogadro el 3 ago - sin comentarios

Lentamente comenzó a saborear sus suaves y carnosos labios. Respiró profundamente, la abrazó y unió sus labios a los de ella con pasión. Inmediatamente el cuerpo de ella tembló sin poder ocultar el sentimiento.

Sintió fundirse en su boca chocolate negro. Sintió toques de pimienta que aumentaron su deseo. E inmediatamente después, corrió por sus brazos leche de coco, que él pasó con dedicación, para que el sol brillara en su piel fresca. Y luego de la frescura, volvió el calor y el deseo. Comenzó nuevamente a besarla, bajo el ardiente sol de enero.

Marisa Avogadro Thomé. De su nuevo libro: Pasión  a la Madrileña. Cuentos Gastronómicos A la carta. Mar y Arte Ediciones, Kindle, 19 de julio de 2014. Disponible en www.amazon.com

compártelo Tags: cuentos, gastronomia, poesias, ebooks, letras, argentina, mendoza, mexico, colombia, especias, chocolate, europa, espana, francia, asia, cuentos, pimienta, gastronomia, poesias, internet, ebooks, letras, argentina, mendoza, mexico, colombia, especias, chocolate, europa, espana, francia, asia, pimienta, internet

Comunicación para la seguridad: una estrategia necesaria

Posteado por: marisa-avogadro el 2 ago - sin comentarios

La preocupación por estar seguros ha estado presente en todas las civilizaciones. El tema es si la gente hoy se siente segura y cuál es la seguridad que se le brinda. La temática de la seguridad que tan en vilo nos tiene a todos los ciudadanos de este país es, sin lugar a dudas, tema central de las agendas de los medios de comunicación (agendas setting) y debería serlo de las agendas de políticas públicas.

El vocablo seguridad proviene del latín "securitas": cualidad de seguro, y seguro significa: libre y exento de todo peligro, daño o riesgo.

Sería necesario comenzar a ver estos temas desde una perspectiva de conocimiento, pertinencia, eficiencia y eficacia; observando a dicha seguridad en un complejo entramado, incluido el educativo, y reconocer espacios vacíos, desconocimientos, actitudes carentes de ética, desde muchas instancias; para poder aportar desde perspectivas diferentes, o al menos intentarlo, cambios que signifiquen un hacer real en la vida cotidiana.

La preocupación por estar seguros ha estado presente en todas las civilizaciones, desde tiempos remotos. El tema es si las personas hoy se sienten seguras y cómo es la seguridad que se brinda.

Ante lo expuesto, definimos a la seguridad pública como: una función estatal indelegable. Consiste en mantener el orden público; proteger la integridad moral y física de las personas, su patrimonio, ya sea de forma individual o colectiva; prevenir la comisión de delitos e infracciones a las leyes y reglamentaciones de un país; colaborar en la investigación de los delitos y sus responsables; auxiliar a la población en casos de siniestros y desastres.

Seguridad privada

En un contexto mundial interrelacionado, también ha entrado en la escena social el tema de la seguridad privada, con gran auge en países latinoamericanos desde hace unos 15 años atrás, debido al incremento de la violencia social y el aumento de delitos.

La seguridad privada es uno de los sectores que ha experimentado y experimenta mayor crecimiento en todo el mundo en los últimos diez años. Pensar en términos de seguridad privada presupone también observar una franja del mercado laboral en constante aumento, si se tiene en cuenta que en la mayoría de los países latinos, el personal de seguridad privada está sobrepasando en número al total de las fuerzas públicas de seguridad.

Con un crecimiento explosivo; un servicio que no suplanta en funciones y roles al que ofrece la seguridad pública, porque la ley así lo estipula. Con funciones que se están ampliando en la medida que están creciendo los conglomerados urbanos y sus espacios "híbridos".

Definimos a la seguridad privada como: la seguridad de las personas en cuanto a su integridad física y sus bienes. Acción realizada por entidades u organismos cuyo objetivo es la protección de personas y bienes propios o dados en custodia, dentro del ambiente en que se desarrolla su quehacer conforme a la ley. Es un complemento de la seguridad pública.

Comunicación para la seguridad, una estrategia

La palabra comunicación, viene del latín communicare, que significa poner en común. Comunicar es: compartir, asociar y lleva implícita la idea de participación en interacción.

Se habla de comunicación como el intercambio de actitudes, sentimientos, entre otros, que se establecen entre los individuos. También como el proceso que pone en contacto dos polos: el comunicador (emite un mensaje) y el perceptor ( recibe, analiza y responde al mensaje), mediante un canal, mensaje, de acuerdo con un código compartido por ambos, con un referente; en un contexto, inscripto en una formación social, bajo una forma interactiva (retroalimentación).

En términos aristotélicos, se puede decir que siempre que una persona desea comunicar algo a alguien está presente la idea de la persuasión y que por lo tanto siempre que se "comunica" se lo hace con una intención.

Transcurridos más de dos mil años, instalados en el tercer milenio, vivimos en una sociedad interconectada, donde las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC), entre ellas internet, ofrecen variadas posibilidades de trasmisión y generación de información, traspasando barreras geográficas y culturales y recorriendo el mundo en tiempos antes impensados.

Conviviendo una sociedad real con hechos reales y una sociedad virtual, que se transforma en un nuevo escenario de ilícitos, producidos en el mundo virtual pero de absoluta incidencia en el mundo real, encontramos nuevos paradigmas sociales, de seguridad y de modus operandi en el ámbito delictual.

Por ello, sería oportuno pensar en términos de lo que he dado en llamar: comunicación para la seguridad.

Definiendo a la comunicación para la seguridad como una rama de la comunicación que se encarga de realizar el nexo de unión entre los ciudadanos, los organismos públicos y privados; empresas, entidades no gubernamentales; para generar lazos de unión y certezas, contribuir al bienestar de los individuos en el seno social y aportar alternativas de solución en temas de seguridad tanto pública como ciudadana y privada.

Tiempos de cambios, de una nueva mirada complementaria, desde la comunicación para la seguridad. Una visión de inteligencia estratégica que sólo será posible desde la realización de acciones de personas responsables, comprometidas con la ética y que cuenten con pertinencia para cumplir desde sus roles, con el compromiso social de brindar seguridad a los habitantes de un país.

Por Mgter. Marisa E. Avogadro, Consultora en Comunicación Estratégica y Seguridad, Diplomada en Gestión de Seguridad Privada. Publicado en: http://www.cxo-community.com/articulos/blogs/blogs-seguridad-publica/3270-comunicacion-para-la-seguridad-una-estrategia-necesaria.html. Bs.As, 12 de octubre de 2010.

compártelo Tags: comunicacion, periodismo, seguridad, argentina, mexico, colombia, estrategia, internet, europa, espana, francia, china, tecnologia

Libro electrónico: ¿Cultura globalizada?

Posteado por: marisa-avogadro el 29 jul - sin comentarios

El libro, como símbolo de la edad moderna frente a la tecnología visual de los nuevos tiempos. ¿Posibilidad de síntesis u opuestos en pugna?

Por Marisa E. Avogadro - Master en Comunicación y Educación

La palabra cultura posee múltiples significados, tantos como autores que se han dedicado a estudiar el tema. En el uso diario se emplea este vocablo, como sinónimo de arte. Pero hay que destacar que desde un punto de vista antropológico, cultura es todo lo creado por el hombre, en tanto acción mundanizante del hombre sobre el cosmos. Es una expresión integral del ser humano, que le permite sobrevivir, reproducir el cuerpo social y mantenerlo unido.

La cultura se transmite y, por ello, también es información que debe ser transmitida. Para ello se vale del proceso de socialización, por el cual se aprende esa cultura que opera como comunicación y que abarca desde el nacimiento hasta la muerte del individuo. En este desarrollo interviene primeramente la familia, en los años decisivos de la conformación de la personalidad nuclear y le siguen la escuela, grupos religiosos, de trabajo, de estudio, de recreación; los medios de comunicación.

Dentro de los medios de comunicación, ahora incluimos Internet, como el medio de comunicación del Tercer Milenio, con sus ventajas y desventajas y donde la cultura referida se desarrollará en dos planos: el de la sociedad virtual constituyendo la cibercultura y el de la sociedad real, adonde también se experimentan cambios sostenidamente.

Los tiempos actuales son tiempos de permanentes cambios en todas las instancias sociales, de aceleración histórica y de globalización.

Globalización

La globalización es un proceso de integración de países que se intensifica a partir de los últimos veinte años. Se basa en la liberalización económica de esos países que se abren al flujo internacional de bienes y servicios y también de capitales.

Diversos factores han facilitado esta integración de economías. Ellos son el alto desarrollo de la tecnología, el campo de las telecomunicaciones y los medios de transporte sumamente rápidos.

A pesar de que en estos últimos años se habla mucho de estos procesos, se consideran sus antecedentes históricos a los siglos 15 y 16, cuando los estados europeos dan inicio a la expansión marítima y comercial conquistando y explotando nuevos territorios fuera del continente.

Otros momentos son: la Revolución Industrial (S. 18 y 19); la quiebra de la Bolsa de Nueva York (1929); el período seguido a la Segunda Guerra Mundial y la finalización de la Guerra Fría (1980).

Un ejemplo de esta integración de mercados es el Mercosur, formado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Indudablemente, la idea de un mundo como aldea global, favorecida por el avance de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC), la televisión por cable, el acceso a Internet, el correo electrónico, el avance de la biología molecular y una extensa lista, nos han abierto las puertas a un nuevo mundo.

Llegamos a lugares remotos con información, que en otros tiempos era imposible hacerlo. Podemos saber aquí y ahora cómo están viviendo las personas, por ejemplo en Japón, la India, México. Cuáles son sus costumbres, sus fiestas religiosas, la comida que prefieren.

El tiempo y el espacio ya no son una barrera para este nuevo modelo de sociedad.

Ya no vivimos en la misma sociedad sino en una sociedad cambiada. Las personas desempeñan roles diferentes.

Pero a su vez, mientras más nos conectamos con los habitantes de diferentes lugares del mundo; las diferencias se acentúan. Tenemos costumbres distintas, otras culturas que intentan convivir y situaciones económicas muy disímiles.

Por ello, la globalización trae también aparejado el tema de la globalización de la pobreza; el hambre; los problemas ambientales, la falta de seguridad; la pérdida de la privacidad, entre otros. Sin lugar a dudas, el mundo ya no es el mismo lugar para vivir y la manera de enfrentarlo tampoco.

El libro electrónico

En estos tiempos de cambios, el libro no queda fuera de tantas modificaciones sociales. Frente al tradicional libro realizado mediante soporte papel que data de una antigüedad de más de 2.000 años, aparece ahora el libro electrónico, de edición electrónica o digital.

Esto plantea un desafío, desde realizar una lectura en la pantalla de la computadora personal y no en el soporte papel tradicional, a obtener rápidamente el texto que se necesita, vía Internet.

Se emplean las ediciones digitales porque representa superar problemas de logística y transporte, de comercialización, ventas y un gran andamiaje de posicionamiento en el mercado que trascienden las fronteras del mero hecho de editar el libro.

Además, generalmente en las páginas web en que están colocados se lo hace con una presentación que permite enlaces hipertextuales. Ir a la opinión de diferentes críticos; a diversas ediciones; a opiniones de los lectores; a la época histórica en que fue escrito.

Este sistema de e-book (libro electrónico) trae aparejadas varias ventajas: la posibilidad de impresión de ediciones agotadas, de reimpresiones, de versiones en diferentes idiomas y la facilidad de acceder desde cualquier computadora personal que tenga conexión a Internet.

Muchas personas plantean que este nuevo formato signficará un aporte a la ecología, ya que constituiría un gran ahorro de papel y, por ende, menor tala de árboles para fabricarlo. Asimismo, otros plantean hasta qué punto no se contamina el medio ambiente, con la producción de insumos para utilizar esta tecnología.

Lo cierto es que también se debe prestar atención a las reglamentaciones específicas que se han debido originar, para establecer los derechos de autor de estos materiales difundidos, a través de esta red de redes. La propiedad intelectual de los trabajos que se reproducen en la web deben encontrar su sustento legal y los autores/as, conocer que tienen mecanismos de acción para reclamar por su propiedad intelectual.

Al decir de Octavio Paz: “La primera palabra, la palabra que funda a todas las palabras, es la palabra compartida”.

En este caso, compartida a través de las mediaciones tecnológicas, pero respetando los derechos legales de su difusión, en la era de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Fuente: Jueves 13 de abril de 2006. Diario "Los Andes", Sección "Opinión". Disponible en: http://www.losandes.com.ar/article/opinion-190667. También en versión impresa.

compártelo Tags: ebooks, libros, argentina, colombia, mexico, periodismo, comunicacion, europa, espana, cuentos, poesias, francia, asia, alemania, eeuu